Saltar al contenido

limonero en maceta cuidados

Cuidados a tener en cuenta en un limonero en maceta

Los limoneros son árboles frutales muy nobles, nos brindan su fruto y flor, uno muy importante en la cocina del mundo y la otra reconocida por todos por su fragancia agradable e intensa.

Para que nuestro limonero nos brinde con sus regalos, nosotros deberemos cuidarlos y nutrirlos, asegurándonos de que nada impida su crecimiento en árboles sanos y fuertes.

Cuidados para nuestro limonero en maceta

Al tener nuestro limonero plantado en una maceta, deberemos tener especiales cuidados, ya que estos son un poco más propensos a sufrir plagas y enfermedades, si los comparamos con limoneros plantados en el suelo.

Si tenemos en cuenta todo esto, hay varias cosas que podemos hacer para asegurar que nuestro limonero este sano y de buenos frutos y flores.

  • Riego: Debes regar frecuentemente tu limonero, pero teniendo en cuenta que no se formen charcos que provoquen un exceso de humedad. Durante el verano puede llegar a necesitar riego día por medio, mientras que en el invierno deberá ser menos frecuente. Para comprobar que no haya exceso de humedad, basta con hundir un palo en la tierra de la maceta, si se le pega demasiada tierra, indica que esta muy húmedo.
  • Abonado: Es recomendable que abones tu limonero con abonos líquidos orgánicos, como por ejemplo el guano, que tiene un alto contenido de nutrientes y actúa rápidamente. Al utilizar estos abonos, hay que tener mucho cuidado con la dosificación, que suele estar indicada en el envase.
  • Trasplante: Cada aproximadamente dos años, será necesario que realicemos un cambio de todo el sustrato posible, intentando manipular con mucho cuidado las raíces, esto asegurará una calidad óptima en el sustrato.
  • Poda: Se la debe realizar con relativa frecuencia, para asegurar que nuestro limonero no crezca con ramas y hojas débiles y enfermas, o que crezcan excesivamente.
  • Tratamientos preventivos: Para evitar la aparición de las plagas más comunes como la cochinilla, el pulgón, o la araña roja, aconsejamos realizar tratamientos preventivos con jabón potásico o aceite de neem.
  • Protección ante el frío: El limonero soporta hasta unos -3°C de temperatura ambiental, si en la zona que habitamos la temperatura desciende por debajo de este umbral, deberemos cubrir la planta con una manta térmica de jardinería, o con un plástico transparente. Si las temperaturas descienden por debajo de los -7°C, será necesario tenerlo en interiores con calefacción.

¿Aceptas nuestras Políticas de Cookies? Leer Políticas

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar