Saltar al contenido

limonero en maceta grande

Cómo tener un limonero en una maceta grande

Tener un limonero trae grandes beneficios, ya sea por su fruta, muy usada y reconocida en la gastronomía, o por el aroma de su flor, que suele resultar muy agradable.

limonero-en-maceta-granda

Quizás no cuentes con el espacio para plantar uno en el suelo, o no tengas un patio o jardín u otro espacio con tierra, sin embargo, esto no significa que no puedas tener tu propio limonero.

Tener un limonero en una maceta grande

Es totalmente posible tener un limonero plantado en una maceta, y no hablamos solo de un limonero miniatura, o de mantenerlo pequeño, también podemos tener un limonero de buen tamaño si lo tenemos en una maceta grande.

Tampoco es necesario que por ser grande este en exteriores, mientras podamos darle una buena dosis de luz y tengamos todos los cuidados necesarios para su cuidado, éste podrá crecer tan sano y fuerte como cualquier limonero de exterior.

Cómo elegir una maceta para nuestro limonero

Es importante elegir una maceta adecuada para el tamaño de nuestro limonero, ya sea que tengamos uno y veamos necesario trasplantarlo a un recipiente mayor, o que busquemos comprar uno ya crecido junto con su maceta.

Lo principal al elegir la maceta es asegurarnos que esta sea aproximadamente igual en el alto que en la profundidad. Su tamaño dependerá del tamaño de nuestro limonero.

Si compramos una maceta excesivamente grande para nuestro árbol, podemos correr el riesgo de que sus raíces se pudran al regarlo, por exceso de humedad.

Transplantar el limonero en una maceta grande

Para trasplantar nuestro limonero debemos seguir una serie de pasos que nos permitirán hacerlo adecuadamente.

Primero deberemos rellenar el fondo de la maceta con una capa de arcilla expandida, esta ayudara a drenar mejor la maceta.

Luego rellenaremos hasta poco menos de la mitad la maceta con tierra u otro sustrato que consigas en el vivero.

Lo siguiente será introducir el árbol en la maceta, asegurándonos que quede aproximadamente unos tres centímetros por debajo del borde de la maceta, ni muy por encima ni muy por debajo.

Ahora deberemos terminar de rellenar, y a continuación colocar la maceta en un lugar donde tenga unas seis horas diarias de sol como mínimo, y finalmente, regaremos.

¿Aceptas nuestras Políticas de Cookies? Leer Políticas

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar